Fascinación Acerca de challas

11 3.3 Recomendaciones generales Existen algunas recomendaciones generales que se deben tener presente: El edificio está conformado por una estructura resistente y por tabiques no estructurales. Cuando usted realice modificaciones por ningún motivo debe picar o cortar los utensilios estructurales. Para estos bienes se debe consultar a los proyectistas de cada especialidad, de otra forma se podría ver enfrentado a problemas de tipo técnico, estructural, estético, legales, etc. En la construcción del edificio se ha empleado materiales impermeables, que impiden el paso de la humedad en ambos sentidos. Es importante entender que en proceso constructivo se utiliza una gran cantidad de agua la que queda retenida en los materiales tardando un tiempo en evaporarse. Para evitar los desagradables bienes de la humedad retenida en forma natural por los materiales, se recomienda ayudar ventilados los recintos permanentemente, Ganadorí se evita la aparición de hongos y bacterias al interior del inmueble.

28 compañíGanador que se instalaban en Valdés y Serrano 86. Porque era un municipio que igualmente se avergonzaba cuando recibía solicitudes de compañías de teatro, como la de Mateo Martínez Quevedo, que en diciembre de 1908 pedía al corregidor un teatro con proscenio, sillas i música a fin de topar seis representaciones con una compañía dramática que dirige 87. Toda ciudad que se preciara de tal debía contar con un teatro y Melipilla no lo tenía, menos aún para fines culturales. El municipio ni siquiera Bancal capaz de amparar a la lado de músicos, por lo que delegó la tuición en la policía, la que a poco circular devolvió la responsabilidad al municipio, en un ir y venir de pobreza que no sólo impedía a los músicos tener la holgura para dedicarse exclusivamente a interpretar obras, sino incluso para optar a una vida digna. El pionero Teatro Apolo En una ciudad con focos a parafina, con el problema de los chanchos sueltos en la Incertidumbre en medio de las calles, incendios descontrolados por no tener quien los apagara, sin mercado, con un matadero insalubre, sin alcantarillado y ad portas de un centenario que debía tener algo de pompa en sus espectáculos, una alternativa intermedia fue una carpa que en 1909 instaló la Compañía Cinematográfica del Pacífico en la intersección de calle Valdés con Ortuzar, donde no había ni matiné ni vermouth, solamente funciones de Confusión; una sala con títeres alrededor de 86 Los circos se instalaban, usualmente, en calles Serrano (entre Valdés y Decisión), en calle Valdés, (entre Serrano y Barros) y todavía en Serrano, en la intersección con Ugalde. Esto es, a una y dos cuadras de la Plaza de Armas.

100 en un recinto de riqueza que él vio construir y que tomaba un tono imponente al momento que todas las miradas se venían sobre su delgada humanidad. Estuvo muy atún lo de ese día, aunque esa paseo se suspendió y no fuimos, pero después hicimos una gira por todo Pimiento en remuneración de lo que no resultó, ahí conocí a varios de los integrantes de la Nueva Ola chilena. En esta despedida de Milenko y Halabí, aún pasaron por el decorado Los Dólares, Gastón Moreno, Los Ovnis, Berzano, y Melipilla se veía representado por Los Clavos Torcidos, The Green Lyon, el poeta Alfredo González, José Zúñiga y una larga letanía. Claro que en su mayoría actuaban como teloneros, cantaban un par de canciones y daban paso a los números estelares de la caravana del 007. Ese día de la despedida a la viaje internacional que no fue, la concurrencia aguardaba a Cecilia, apodada La incomparable, porque en los hechos no tenía parangón y se alzaba fácilmente como la mayor figura de la Nueva Onda, que sin embargo entraba en su ocaso. Aunque aún era un engendro vivo de la Civilización popular chilena, con una música y aspecto que la hacía desafiante y encantadora. Ella estuvo magnifica, incomparable. Estaba vestida de minifalda blanca plateada y con zapatos de tacón. Recuerdo mirarla desde la platea del Cinema Palace y apreciar ese magnetismo. Una oportunidad terminado su show quedé con un vano difícil de entender y una sensación de que has presenciado algo que sabes que será parte de la historia de los mejores momentos de tu vida, es el rememoración de Antonio Mason, un melipillano que ese día veía a su ídola, la voz que nacida en Tomé había sido la máxima figura femenina de la canción popular chilena. Con cada una de estas visitas, la vida del distrito se conmovía. Arriagada aún Observancia imágenes de esos díTriunfador ajetreados.

Y a nosotros nos gustaba cualquiera, si la cuestión Bancal ir a la matiné. Había mexicanas con personajes como el Zorro o El Tigre. Era entretenido, sobretodo cuando estábamos un poco más grandes y éramos más desordenados y teníamos roce con los compañeros. Cuando era una película de actividad, de indios, generalmente los indios la estaban ganando toda y a los uniformados pero no les quedaban balas, y al último un compadre decía qué vamos a hacer, otro decía rindámonos, que no, y no faltaba el que metía un palo en el rifle y cloruro sódicoía una bandera que decía Bang!, tonteras Campeóní. Posteriormente sonaba la trompeta con los refuerzos de la caballería y comenzábamos a caer la Colección con los zapatos. El Teatro Serrano se movía y sonaba muy cachas, imagínate cien compadres golpeando porque venía la caballería. Y a veces salvaban la película y los indios se iban. Los cabros cloruro sódicoían de la película diciendo qué bueno, se salvaron los compadres. La Parentela se metía en las películas, participaba. La desinhibición y el flujo de las emociones ocurría en el Serrano al amparo de una oscuridad igualadora, que respondía a los estímulos de una pantalla donde se sucedían amoríos, corridas, balaceras, besos, matanzas y persecuciones en las que el divulgado se involucraba como un tercer actor, un partenaire que seguía tanto las variaciones del filme u obra de turno, como las propias que se daban entre la concurrencia. Decenas de héroes e ídolos infantiles nacieron allí. Y en la calle y la casa todo servía para imitar a los cocodrilos de Tarzán, las pistolas de los blue jeans y las plumas de los indios que siempre perdían en los westerns del gran pantalla

Las mantenciones y sanitizaciones de los estanques de agua potable se realizaran de acuerdo a recomendación de empresa competente.

De este modo, la tela antaño blanca tomó una tonalidad amarillenta. tretención. Al principio como Irreflexivo singular tenía golpe a ese tipo de películas, que eran increíbles, además que daban dos por el precio de una. Los televisores eran chicos y se veían mal, porque no había cable. Ir al gran pantalla era otra cosa, además era masivo, Bancal un panorama, es el remembranza de Tapia. La período perdida de 1980 Si los abriles sesenta vieron nacer festivales estudiantiles; y los setentas cuando se pudo testimoniaron un quehacer cultural Específico y teatral; la decenio del ochenta significó para Melipilla la mera sobrevivencia de algunas viejas tradiciones artísticas y culturales, en medio de un permanente desaliento que tenía un teatro cerrado, otro que no les daba cabida suficiente y siquiera tenía interés en el ampliación de las artes en su espacio, aparte que llegara algún productor con un espectáculo bajo el apoyo. La ciudad gustaba cada día más de la televisión. Programas de humor y entretención, con invitados en estelares nocturnos, acercaban a las familias a un garbo testimonial, donde el living Bancal el palco para ver a figuras mundiales en la pantalla de la casa. El ventajoso cambio del dólar permitió traer a Empíreo Gaynor, Barry White, Grace Jones y Neil Sedaka a las estaciones televisivas, beneficiadas tanto con la modificación de la tasa cambiaria como con el término de la prohibición para difundir publicidad 271. Las antenas proliferaron. Gracias a la maestría en su ubicación y orientación Bancal posible ver las transmisiones del Mundial España 1982 y el pugilato, con dos campeones chilenos, 271 Desde 1977, los canales de televisión pudieron interrumpir sus transmisiones con publicidad

Corría 1932 y las esperanzas de un teatro municipal se desvanecían. Fue en ese entonces cuando apareció la osadía de la familia De la Presa. Potentados inmigrantes españoles, habían fundado la Casa Presa Hermanos en 1870 sobre el costado oriente de la Plaza de Armas, manteniendo un surtido en el que, fielmente, todo lo que click aqui se vendiera en el mercado lo tenían ellos. Esta comunidad, que adquirió diversos terrenos en la zona, había cultivado un específico afecto por Melipilla producto de un afortunado incidente. Vencedorí lo recuerda Fresia De la Presa, nieta de los primeros que llegaron desde la península ibérica a Melipilla. Mi antecesor Manuel De la Presa Casanueva, cuando se casó con mi abuela Manuela, recibieron En el interior de los regalos un delirio 99

69 coincidente a las bellas artes europeas, en ocasión de aquellas que veían en el cinema o en los radioteatros. Esta inquietud no sobrevino de un día para otro. Se venía arrastrando desde comienzos de la lapso de 1940 y llevó en 1943 a crear un Agrupación privado llamado Círculo de Divulgación Cultural, cuya duración no fue prolongada, pero que en sus principios estableció una clara visión del arte y los aspectos culturales que poseía la aristocracia Particular. Hemos tenido conocimiento que se han cubo los pasos para adivinar por fundado un círculo, escaso en principio, para mantener un movimiento intelectual, exquisito y cultural en nuestra ciudad. Valiéndose de las relaciones que con instrumentos artísticos, de la capital, tienen varias de las personas que forman la nueva entidad, quieren hacer conservarse hasta Melipilla los beneficios de un arte mayor, o superior, que al mismo tiempo que deleite haga obra cultural entre el elemento muchacha melipillense y de simpatía entre los aficionados. Si esto no tiene mayores tropiezos, desde muy luego y tal oportunidad el próximo domingo 21 del pte, se atinará la primera velada de arte. Las veladas en sí, serán de un carácter casi familiar y para principiar se toparán, hasta cuando luego la encaje sea conocida, en salas de casas particulares y de preferencia los domingos a las 6 de la tarde. Para asistir a ellas no se requiere otra cosa que cobrar una simple invitación, que no pasarán de cincuenta cada oportunidad. Se tratará de ir renovando el Asistencia asistente a cada concierto, recital o velada, de la gente en estos lugares de entretención. En 1946 se publicó el Decreto sobre el Reglamento Váter para el Control de Teatros. Ganadorí, el Artículo 4 indica: En ningún caso la capacidad cúbica de los locales destinados a espectáculos será menos de tres metros cúbicos por espectador.

93 en medio de una verdadera batalla lícito y política. No fue fácil amotinar tamaño edificio. Campeóní queda de manifiesto en la crónica del informe El Labrador, donde el periodista, un desconocido que firma con las iniciales de S.O.S. escribe de la digna presentación que confirma que pese a problemas suscitados a última hora en relación al funcionamiento de este cine, por razones legales, el sabido comprendió el esfuerzo de José Massoud y le brindó incondicionalmente su apoyo 217. La empresa de los teatros hasta 1968 en Melipilla había sido una iniciativa en búsqueda de ganancias en cada individuo de los espacios que se habían subido. Si perfectamente el Serrano tenía una salvaguarda en sus concesiones, en cuanto al uso de la sala para fines sociales, estos eran en días acotados y no de manera permanente. Cuadro el teatro o cine, finalmente, un negocio y podía funcionar acertadamente, siempre que se dieran ciertas condiciones. Massoud estaba al tanto de ellas por su accidentada experiencia en el Teatro Serrano. Sabía del imán que presentaba el cinematógrafo mexicano y que fácilmente se podía meter en una sala a miles de personas, pero necesitaba un lado de mayor envergadura. Toda la plazo de 1960 le daba la razón para abrazar esta idea. En Melipilla se proyectaron películas en el campo del Cuerpo de Bomberos, en la Escuela Parroquial, se realizaban obras de teatro en el Serrano y en otros recintos menores. La acceso de Civilización popular Bancal creciente y la pequeña ciudad no era ajena a ello. Al teatro de Plaza de Armas acudía toda la mocedad en averiguación de sus astros favoritos. Las muchachas rayaban sus bolsos del colegio con los nombres de los ídolos de entonces y soñaban con las estrellas de 217 El Labrador, 20 de octubre de Hollywood y México. Unidad de los medios para conectarse con ese mundo Cuadro la revista de cine Ecran, que para mediados de los sesentas llevaba más de tres décadas en la calle, y se le sumaba Ritmo, una publicación lozano que por extenso tiempo fue la más comprada del país.

Cabe reseñar que dicho escalafón Cuadro el último de la relación en cuanto a comodidad, aniversario de las cintas y abastecimiento. Al aludido empresario esto no le importaría en demasía. Por esos mismos díTriunfador pero construía un edificio para la radioemisora Ignacio Serrano y para lo que se anunciaba como un nuevo teatro. El edificio constaba de tres pisos, alojando una sala con mil butacas para la platea, 300 aposentaduríVencedor en Exposición, camarines, cloruro sódicoón de té, estudios de grabación, oficinas, máquinas de proyección de última engendramiento, todo bajo la conducción de la arquitecto María Cristina Schnordt, el constructor Sergio Torrealba, el ingeniero calculista Enrique Muñoz y la mano de obra de 32 obreros. Una tiempo llegado octubre de 1968, el nuevo cinematógrafo-teatro comenzaría a desplazar al Serrano velozmente, repitiendo la historia entre el Serrano y el Esmeralda, aunque esta ocasión con más complejidades. Octubre, el mismo mes que había manido venir al mundo al Serrano en 1933 acertaría el vamos a la decadencia de la ensoñación de los De la Presa. El Conjunto folklórico Los de Ramón durante mayo y, meses posteriormente, el Primer Evento Estudiantil de 1968, que en cuatro fines de semana reunía a colegios de la zona, fueron los últimos espectáculos que vieron prender sus luces durante un buen tiempo. Massoud se mudaba a la calle Ortúzar, entre Manso y Riquelme, en torno a el sur de la Plaza de Armas de la ciudad. Allí inauguraría el Gran pantalla Palace, pero sin dejar el Serrano Figuraí como Figuraí. 215 El Labrador, 20 de marzo de

En ningún caso debe pasarse virutilla ni encerar, como tampoco aplicar productos con amoniaco como método de mantención. En el mercado se comercian productos que se indican como apropiados para limpieza y mantención de pisos de maderas o flotantes los cuales deben estar certificados como tales con el proveedor del pavimento antaño de su uso, en caso contrario se recomienda no utilizar. El uso de instrumentos no certificados por el proveedor del asfalto, implica la pérdida de la fianza. Los pisos de madera están instalados sobre una espuma que los separa de la losa, quedando un hueco entre entreambos elementos lo que le da su denominación de flotante. Esto hace que estos pisos tengan un entretenimiento derecho corriente y que suenen de momento en cuando, producto del peso que se les otorgue encima. Esto en ningún caso significa una Falta constructiva o de instalación; pero cuando excede los límites normales la Empresa Constructora contactará al proveedor con la finalidad que este acuda a su vivienda, revise estos sonidos y emita un mensaje que indique las causas. Especial precaución debe tenerse con la humedad pero que hincha la madera y puede dañar el tierra. Por lo tanto, si se derrama casualmente un recipiente con líquido es necesario apergaminarse inmediatamente. Por ningún motivo debe mojar el firme, ni usar solventes, diluyentes, cera ni otros productos para alcanzar mayor brillo a su tierra. En caso que ello suceda es muy probable que estos pavimentos se saturaran de humedad produciéndose expansión y el coherente arqueo, alabeo y pandeo de éste. La castidad se debe realizar solo con un paño Levemente húmedo, siempre en dirección a la recorrido de la tabla e inmediatamente repasando con un paño seco para sacar brillo. Se deben proteger los maceteros para no permitir el contacto de la humedad con el asfalto, en Militar cualquier humedad o derrame de saldo debe de secarse inmediatamente evitando que se hinche.

Los rociadores pueden tener entre 1 y varias funciones. Estos tipos de salida del agua pueden ser muy diversos: tipo spray, tipo abundancia, tipo cascada, etc…

96 Leones, el Corro Arturo Prat, la rama de arte y Civilización de Soinca, el conjunto folklórico Pomaire, mientras se mantenían las sempiternas organizaciones como el Cuerpo de Bomberos. Tenían en ese entonces las celebraciones un punto donde realizarse, como el cloruro sódicoón municipal, y el espacio manifiesto vibraba con los carnavales y fiestas de la primavera, los chalilones y la Novena del Niño Todopoderoso. Estas últimas atraían a cientos de personas a representaciones teatrales que se hacían de pasajes bíblicos. Para muchos niños de la ciudad fue su primera experiencia como espectadores de algo cercano a un acto teatral. Jorge Martínez, pupilo de la Escuela Parroquial con 10 abriles para 1968, Cuadro unidad de ellos. Ibamos siempre a la Plaza de Armas a lo que mi mama llamaba los chalilones, que Cuadro esta cosa de challas, cuchuflíes y darse vueltas en la plaza. En algún momento los chalilones se acompañaban por la Novena del Inmaduro Dios, previo a la Navidad. Son los primeros memorias artísticos que tengo de haber pasado una representación, a partir de caricaturas, imágenes, estructuras de monos que se ubicaban frente a la catedral actual. Se montaba un decorado precario, que para nosotros Cuadro maravilloso, con dicho y todo, y se contaba una historia que tenía un componente bíblico, iba todo Melipilla, la Clan se reía y se celebraba todos los años. Nacían incluso encuentros como el Carnaval de la Alegría y el Festival In 70, organizados por la JUM, todos en el Cine Palace. Por qué en el Palace? Porque con un Circunscrito donde cabían personas y con la decisión de un patrón que pretendía hacer prevalecer su negocio, era un sitio privilegiado para beneficios, festivales y encuentros que se presentaran en Melipilla.

A querella de González y Rolle, ello ocurre con tres condiciones 14. Y el teatro a comienzos de siglo al menos cumple dos: la de profesionalización del cómico y el creciente aumento de la propuesta cultural. Vinculado a ello, y gracias a esta incipiente masificación, el teatro se convierte en el contenedor de los fenómenos culturales del mundo, lo cual significaba la máxima conexión con lo que acontecía fuera de los horizontes del país, en términos de insu- 11 En este sentido, Hardoy y Aranovich al estudiar la ciudad saco mencionan que la ingreso de un teatro puede ser entendida como un servicio cultural llegado el siglo XVII, que a pleito de nosotros se convierte, luego, en un requisito de urbanidad. Triunfadorí, Hardoy y Aranovich mencionan que: Gradualmente fueron introducidas en las ciudades coloniales costumbres y medios característicos de las sociedades cultas españolas y europeas. Las representaciones teatrales y torneos de postas, la lección de libros importados y la impresión de libros en América, la publicación de hojas con información y luego periódicos y diarios, constituyeron manifestaciones culturales de la sociedad colonial. Algunas populares, como el teatro, otras más seleccionadas como la posesión de la biblioteca, pero de todos modos prácticamente las únicas durante los siglos XVII y XVIII. Al respecto: Hardoy, J. & Aranovich, C., Escalas y funciones urbanas de la América Españonda alrededor de Un ensayo metodológico en De Solano, F. (coord.), Estudios sobre la ciudad Iberoamericana, Madrid, C.I.S.C., Aunque, tal como afirman González y Rolle, aún lo serán por el circo (op. cit. González & Rolle, pp ) y por el kiosco de la plaza pública donde emergían las bandas (op. cit. González & Rolle, pp. 274 y ss.). 13 Op. cit. González & Rolle, p Op. cit. González & Rolle, p La restante de las 3 condiciones es la de nuevas facilidades de reproducción sonora

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *